Muchas gracias María. Tu naturalidad al transmitir tus conocimientos me ha cautivado. He apendido mucho y te pienso seguir hasta el fin del mundo.

Me quedé con ganas de mas; lástima el poco tiempo, pero así seguiremos con ganas de más. Gracias a Antonio Rufo también por toda la ayuda.

Anuncios

Ana Pérez